Maltrato Psiquico .Info
  Cómo SUPERAR el Maltrato Psíquico
 

Cuándo Se Supera
el Maltrato Psíquico

Superar el Maltrato Psíquico consiste en lograr que sus consecuencias negativas dejen de afectar a la Víctima de manera total o, como mínimo, significativa.

Cuando una Víctima de Maltrato Psíquico ya es capaz de recuperar el control sobre sí misma y la confianza en sí misma, así como de iniciar una nueva vida, libre de las influencias negativas que se lo han estado impidiendo, puede decirse que ya ha comenzado a superar el Maltrato Psíquico.

Cuando la Víctima ya ha consolidado tal nueva vida, abocada a nuevos proyectos, pasando página de verdad, puede decirse que ha superado definitivamente el Maltrato Psíquico.

Sin embargo, debe aclararse que superar no es, como a menudo se cree, olvidar.

Primero, porque no es posible olvidar las experiencias de la vida, por más negativas que éstas sean.

Segundo, porque el olvidar los problemas (o, incluso, el recordarlos), simplemente no los resuelve (estos siguen existiendo).

Sí se puede decir que existen unas Fases de Superación del Maltrato Psíquico, en las que la Víctima recuerda y olvida alternativamente de acuerdo a sus propias necesidades naturales de reorganización mental (tanto emocional como intelectual).

Dicha reorganización será eficiente si la Víctima intenta comprender y digerir lo vivido, evitando, por un lado, forzar el olvido y, por otro lado, evitando enquistarse, estancarse, regocijarse en el amargo y torturador recuerdo.

En otras palabras, evitando lo que el Maltratador, ya físicamente ausente, quisiera: Que la Víctima olvide el Maltrato (así el mismo Maltratador u otro nuevo podrán aprovecharse de ello) o que, por el contrario, la Víctima lo reviva (así no hace falta ni Maltratador).

Lo más importante es que, frente al intento de superación del Maltrato Psíquico, toda Víctima debe saber que es perfectamente capaz (por más que en un principio lo ignore) de construir un sentido diferente y positivo acerca de su mala experiencia, es decir, un sentido constructivo, de aprendizaje, que, bien canalizado u orientado, finalmente le podrá llevar hasta lo que en otros momentos jamás hubiera podido tan siquiera imaginar: Una nueva y feliz vida.

Volver Arriba 

Cuándo No se Supera
el Maltrato Psíquico

Hasta la actualidad, muchísimas Víctimas de Maltrato Psíquico jamás llegan a superar su experiencia ni siquiera en el transcurso de los años, arrastrando sus consecuencias innecesariamente el resto de sus vidas, considerando que éstas se deben a una cuestión del destino, de la mala suerte o del orden natural de las cosas.

Sin embargo, tal fracaso en la superación del Maltrato Psíquico se debe fundamentalmente a no saber cómo hacer lo necesario para superarlo, sea por cuenta propia o por cuenta profesional. Mientras la Víctima no intente algo verdaderamente efectivo, o no se le ofrezca ello, nada impedirá que las influencias negativas provenientes del Maltrato queden impregnadas a lo largo de toda su existencia vital.

Otra dificultad para la superación del Maltrato Psíquico consiste en la falta o ausencia de referentes positivos, es decir, experiencias y saberes ligados a la Vida, al Amor, a la sincera búsqueda de la Felicidad, a la Amistad, a la Confianza, etc. Muchas Víctimas desconocen, tras desvincularse de su Maltratador, qué hay más allá de él, qué más hay en la vida, en el mundo, y se muestran convencidas incluso de que todo lo que pueden llegar a encontrar será como su mala experiencia se lo ha hecho creer.

De manera equivalente a cuando intentan Defenderse del Maltrato Psíquico, muchas Víctimas de Maltrato Psíquico deciden recurrir a falsas alternativas que, debido a las ventajas que de hecho conllevan, logran aliviarles e incluso a darles la sensación de resolver su problema. Sin embargo, tales supuestas ventajas suelen además ir acompañadas de terribles y autodestructivas desventajas que no sólo nunca llegan a acabar con el Maltrato, sino que añaden otros gravísimos problemas.

Algunas Víctimas recurren al uso de substancias (alcohol, cigarrillos, pastillas, drogas ilegales, etc.), otras a una ingesta enfermiza de alimentos (por exceso o por carencia), otras al juego patológico (ludopatías), otras a otra realidad (esquizofrenia y otras psicosis), otras -simplemente- se dejan morir en vida (depresión crónica)... y, otras Víctimas, a Maltratar.

En realidad, todo ello son reacciones más o menos indirectas de alejarse de todo aquello que representa la Vida, en cuanto que implican opciones opuestas a la misma, es decir, opciones autodestructivas. Son reacciones que acaban por hacer daño, por exageradas y apresuradas, por ser producto de una serie de experiencias que han logrado desbordar a la Víctima y hacerle perder el control sobre su vida, obligándola a aferrarse a falsas compensaciones, que siempre se manifiestan en un excesivo apego a lo material (pastillas, dinero, comida, etc.) y, simultáneamente, a lo inmaterial (creándose su propia realidad o alejándose de ésta, distorsionándola, negándola, exagerándola, etc.).

Volver Arriba 

El Suicidio

Lamentablemente, ante el Maltrato Psíquico también existe la alternativa autodestructiva más rápida y directa de todas: El Suicidio.

Las ideas o pensamientos de Suicidio son sumamente frecuentes entre las Víctimas de Maltrato Psíquico. Ante considerables niveles de Maltrato Psíquico, muchas Víctimas comienzan a perder por completo toda esperanza de cambio, y acaban por considerar seriamente la posibilidad de poner fin a sus vidas. Algunas de ellas, finalmente lo ponen.

Ciertamente, el Maltrato Psíquico debilita la voluntad de seguir viviendo. Ante la imposibilidad de encontrar una salida para un sufrimiento del que se ignora cómo escapar, hasta la más férrea de las voluntades puede verse llevada al límite.

Muchas Víctimas acaban por recurrir erróneamente al suicidio como única alternativa posible frente al prolongado e intenso sufrimiento que les provoca el Maltrato Psíquico que viven o que han vivido.

Sin embargo, tales Víctimas desconocen que es el mismo Maltrato Psíquico aquello que les está induciendo a tomar esa decisión que en ese momento perciben como acertada.

Una de las mayores satisfacciones para
un Maltratador consiste, precisamente,
en
lograr la destrucción total de su Víctima
sin que él parezca el verdadero responsable.

Ésta puede ser una definición de Suicidio.

Las Víctimas suelen desconocer que todo proceso de Maltrato Psíquico deteriora el uso óptimo o adecuado de las capacidades intelectuales (tanto la inteligencia como la memoria) y afectivas (el amor propio, la voluntad, la alegría, etc.) debido a las maniobras psicológicas del Maltratador.

El Maltrato Psíquico obliga a no pensar con claridad, obliga a olvidar aquello por lo que se lucha, a creer que la vida no vale la pena, a cometer gravísimos errores que en otro momento o en otras circunstancias la Víctima jamás cometería porque sabría claramente que su conducta se trata de un error, una locura y -sobre todo- una terrible injusticia para consigo misma.

Toda Víctima que recurre al suicidio corre el riesgo de tomar una decisión de la que poco más tarde podría haberse arrepentido si hubiera sido capaz de realizar una evaluación más completa y realista de sus verdaderas posibilidades (es decir, sin la nefasta influencia de su Maltratador).

Volver Arriba 

Pautas Generales para Superar
el Maltrato Psíquico

Toda acción destinada a la superación de las consecuencias o efectos perjudiciales del Maltrato Psíquico debe idealmente iniciarse justo en el momento de la finalización total del mismo, y no antes, dado que cualquier avance será rápidamente saboteado por el Maltratador.

Sólo al tratarse de algunas psicoterapias grupales, donde el Maltratador sinceramente acepta participar (lo cual es sumamente excepcional), o cuando el Maltratador ha aceptado participar en una psicoterapia para él, sí puede realizarse un intento de superar las secuelas del Maltrato. Pero ello siempre será a título individual. Aunque un contexto afectivo o social saludable siempre resultará fundamental, la superación del Maltrato Psíquico es un proceso personal, de la Víctima.

De ninguna manera deberá dependerse de la máxima que dice que "el tiempo todo lo cura", ya que en realidad resulta demasiado frecuente que el tiempo no haga más que agravar los síntomas. Confiar en que el paso del tiempo eliminará, en un hipotético futuro, las secuelas del Maltrato, es confiar el bienestar y la felicidad personal al simple azar y, por lo tanto, una muy mala apuesta.

Como en la Prevención a Nivel Personal del Maltrato Psíquico, las dos alternativas posibles a fin de Superar el Maltrato Psíquico son las que se realizan:

((( 1 ))) Por medio de uno mismo: Libros de Autoayuda, reflexión personal, fuerza de voluntad, meditación, etc.

((( 2 ))) Por medio de una terapia profesional: Psicológica, psiquiátrica o psicoanalítica.

A menudo, una u otra son opciones, o bien demasiado subestimadas, o bien demasiado sobrevaloradas, pero ninguna de las dos tiene por qué considerarse más adecuada que la otra. Ambas son perfectamente compatibles y pueden resultar eficaces según se trate de cada caso personal.

Por otra parte, debe tenerse en cuenta que la primera opción siempre influirá decisivamente en la segunda: El éxito de una terapia profesional dependerá en gran medida de una decisión personal sostenida desde el principio hasta el final. La persona como voluntad consciente e inconsciente es determinante en cualquier tipo de terapia.

Visto al revés, la segunda opción también puede influir decisivamente en la primera: El éxito de cualquier intento de superación en solitario puede llegar a depender de la experiencia adquirida en el transcurso de algún tipo de psicoterapia.

En definitiva, el resultado de escoger una o ambas opciones dependerá de muy diversos factores: La personalidad de la Víctima, sus habilidades, su cultura, su experiencia, su inteligencia, su fuerza de voluntad, los recursos económicos, los recursos terapéuticos (que la Víctima tenga a su disposición una terapia razonablemente eficiente), la suerte, etc.

Cualquiera sea el tipo de solución elegida, ésta deberá enfocarse de manera similar a la del "Síndrome de Estrés Postraumático" y, en muchos casos, a la de un "Síndrome Depresivo", siempre contemplando las particularidades más significativas del caso de que se trate (las cuales a su vez pueden resultar decisivas para un buen desenlace).

MaltratoPsiquico.Com propone para la Superación del Maltrato Psíquico -tanto en una psicoterapia como por cuenta propia- los siguientes objetivos a lograr:

Hallar un Apoyo Emocional: Para la superación del Maltrato Psíquico es importante que la Victima halle al menos una persona que le dé su confianza y que le muestre su afecto y comprensión.

Reforzar la Autoestima: Toda Víctima de Maltrato Psíquico atraviesa por una autoestima significativamente baja, a menudo previa al Maltrato, que deberá mejorar a fin de sentirse lo suficientemente fuerte como para volver a hallar una vida sana, activa y satisfactoria.

Evitar el Sentimiento de Culpa: El único que debe sentirse culpable de un Maltrato es el Maltratador y sus Cómplices, por más que se pretenda justificar a estos por medio de los beneficios o compensaciones que reciba la Víctima.

Evitar todo tipo de Pautas Autodestructivas: Drogas, compulsiones (a vomitar, a comer, al sexo, etc.), repetición consciente o inconsciente de conductas violentas o maltratadoras, trastornos del sueño, etc. Además de todas estas, también existen otras pautas de comportamiento muy sutiles y muy poco inusuales, pero altamente autodestructivas. Cada Víctima en particular es capaz de desarrollarlas, por lo que siempre deberá intentarse identificarlas y tratarlas.

Revisar y Renovar el Proyecto de Vida (en general): Tras la experiencia de Maltrato Psíquico, la Víctima suele lograr una percepción diferente de la Vida y, por lo tanto, de sus propias metas personales. Si ello se hace positivamente, la suporación resulta mucho más sencilla.

Abocarse a un Nuevo Proyecto (en concreto): Una de las mejores actitudes que puede tenerse tras sufrir cualquier tipo de acontecimiento traumático es el abocarse a un nuevo proyecto personal, especialmente, si éste se relaciona con el primero. No es una condición indispensable, pero cabe destacar que el hacerlo, de hecho, suele resultar muy satisfactorio para la superación del Maltrato Psíquico.

Hallar un Entorno Social Satisfactorio: La Víctima deberá intentar aprender a dar pequeños pasos que le acerquen a esas personas que en la vida sí vale la pena hallar, apreciar, querer, amar o enamorarse, aunque puedan llegar a no ser muchas o tantas como idealmente quisiera. A veces, lo mejor viene en poca cantidad.

Esperar Resultados en un Plazo de Tiempo Razonable: Dependiendo de la intensidad o gravedad del Maltrato, la Víctima deberá intentar de sacar de sí misma la paciencia que le reste para empezar a notar resultados favorables en su intento de superación. Apoyada en la conciencia de que la suma de las pequeñas acciones que emprenda, de los pequeños pasos que día a día logre dar, le irán llevando a una nueva vida, el plazo de tiempo en lograr su digna meta pasará a un segundísimo plano.

Volver Arriba 

Por Qué Seguir Adelante

Porque seguir adelante significa dejar atrás todo aquello que te hace daño y que otro u otros han decidido por ti, para poder seguir así tu propio camino como una persona libre y feliz, con tus propios proyectos y tus propias ilusiones, y -especialmente- con todo el derecho del mundo a ser amad@ y/o respeta@ de verdad, y no sólo a medias.

Porque seguir adelante significa no volver a recorrer nunca más viejos caminos de los cuales tú no has tenido la culpa y que sólo te han aportado dolor y sufrimiento.

Porque tu vida es extraordinariamente valiosa, aunque en este momento puedas estar convencid@ de lo contrario o aunque otros intenten hacerte creer lo contrario. Aunque ni tú mism@ puedas verlas, e incluso llegues a demostrar lo contrario, dentro de ti existen innumerables cualidades útiles, positivas, interesantes y hermosas. Todo ser humano es un tesoro maravilloso. eres un tesoro maravilloso. Incluso el más despreciable Maltratador es un tesoro maravilloso. La diferencia es que él jamás abrirá el cofre, pero tú puedes empezar a hacerlo en cualquier momento, en cuanto lo desees, aunque sea muy poco a poco. Mira más allá de lo que hasta ahora se te ha permitido que mires.

Porque la vida es completa y absolutamente maravillosa, por más que otro u otros intente/n o haya/n intentado hacerte creer lo contrario. No permitas que las personas negativas, agresivas y amargadas te contagien: Sus problemas y experiencias no son los tuyos.

Porque si nadie te comprende, no significa que tú no tengas razón. La incomprensión y la crueldad son moneda corriente: No permitas que la abundacia de lo negativo te afecte.

Porque si nadie te comprende, eso es sólo ahora. En otro momento o circunstancia, puedes cruzarte con otras personas que ahora mismo no conoces, pero que sí te comprenderán (¡Ahora mismo, las personas involucradas con este portal te comprendemos!). Busca a nuevas personas para transformar ese "nadie" en un "alguien". Son muchísimas las personas que están pasando o han pasado por lo mismo que tú, y que podrán comprenderte y apoyarte sinceramente: ¡No estás sol@!

Porque la felicidad y la existencia de otras personas dependen de ti, así como las tuyas dependen, aunque sea temporalmente, de otros. ¿No quisieras darles a los demás algo diferente de lo que a ti te han dado, algo mejor? ¡No imites el camino del Maltratador!

Porque si tu sufrimiento en este momento es extremo, de repente puede suceder cualquier cosa positiva que acabe de una vez por todas con éste, y que tú no hayas ni siquiera imaginado. Más a menudo de lo que crees, y cuando menos te lo esperas, ¡la vida da sorpresas!

Porque somos muchos quienes hemos seguido adelante con total éxito, dejando atrás un pasado que en algún momento nos atrapó pero al que finalmente pudimos vencer.

Porque tú no tienes la culpa de lo que te está pasando ni de lo que te ha pasado, a pesar de los errores que cometas o que puedas haber cometido, y, por ello, te mereces más que nadie seguir adelante.

Porque es el verdadero responsable de tu sufrimiento -y no tú- quien tarde o temprano deberá rendirle cuentas a alguien, en esta o en otra vida. Por lo pronto, existe una justicia natural para quien hace sufrir: la infelicidad. Quien a su alrededor sólo crea infelicidad y sufrimiento, no puede ser feliz.

Porque si no haces nada verdaderamente positivo por ti mismo, puede que nadie más llegue a hacerlo. No esperes a que los cambios lleguen, haz tú que estos lleguen a ti: Provócalos, llámalos.

Porque si ahora no ves ninguna salida, es que, o no has mirado lo suficiente, o no has mirado de la manera adecuada. El más mínimo detalle puede cambiarlo radicalmente todo. Busca, observa, actúa, imagina, conoce nuevas personas, visita nuevos lugares, mueve hilos, haz nuevas cosas, provoca algún cambio -por más pequeño o modesto que sea éste. O, si de verdad te sientes sin fuerzas, simplemente espera: Ya llegará tu momento.

Porque si no haces nada por ti mismo, probablemente otros sufrirán por ti o te imitarán, e indirectamente te convertirás en parte de aquello que te ha hecho tanto daño. Tu pasividad puede influir mucho más allá de tu propia individualidad, mucho más allá de lo que crees o conoces, a veces de manera sutil e impensada. La vida es una extensa red de causas y efectos.

Porque ya sabes que él o ella no cambiará. Ya le has dado demasiadas segundas oportunidades. La posibilidad de que él o ella cambie se basa sola y únicamente en tu propio convencimiento. Se trata de una apuesta inútil. La mayor garantía es que tú sí que quieres y puedes cambiar. Para hacerlo sólo necesitas dar un primer paso. Él o ella no lo darán. Esta vez, apuesta por ti.

Porque seguir adelante es infinitamente más digno y merecido que simplemente pasar por la vida cumpliendo los deseos de las personas que, en realidad, no le dan valor ni a ésta ni a nosotros.

Porque seguir adelante es dejar atrás un presente, transformándolo en pasado, y no haciendo de un pasado nuestro presente. Recordar es bueno para comprender, pero no para esclavizarse, obsesionarse, regodearse, estancarse. En cuanto comiences a comprender, comienza a olvidar y, de verdad, pasa página.

Porque seguir adelante a veces es perdonar, y a veces incluso es olvidar, pero siempre con el derecho a no seguir sufriendo por la misma causa. Aunque el perdonar o el olvidar a veces ayuden, ello no significa tener que seguir soportando el mismo Maltrato. Lo esencial es que tu vida siga un camino que te respete, lo demás puede venir o no.

Porque así no te convertirás en lo que él o ella quiere que seas o creas ser. Así no te convertirás ni en un fracasado, ni en un loco, ni en un enfermo mental, ni en un pobre infeliz, ni en un desgraciado, ni en un inútil, ni en un idiota, ni en un pelele. Si existe un ser realmente despreciable, ese es el Maltratador, y no tú. No hagas que parezca lo contrario, no le des el gusto.

Porque tus sueños, proyectos e ilusiones son tan importantes como los de cualquiera. Tú tienes tanto derecho como cualquier otra persona a ver realizados tus propios sueños, y no sólo a soñar y lamentarte.

Porque ningún hombre ni ninguna mujer valen realmente la pena, si ello significa sentirte mal, herid@, inútil y/o desgraciad@. Amar a un Maltratador no es lo único que cuenta: Tú también mereces ser amad@. Además, ¿merece amor quien maltrata?

Porque ahora has conocido este espacio. Ahora acabas de dar un gran paso para alejarte del sufrimiento, pero de una manera positiva, con respeto hacia tu vida y con nuevas alternativas, todas las que nuestro portal intenta ofrecerte. Léenos, ten paciencia, reconsidera tus ideas y actúa en tu propio beneficio (¡aunque sea por una vez!).

Porque todo cambio necesita su tiempo. Tanto si acabas de comenzar a intentar salir del Maltrato, como si ya hace años que lo intentas, no te desvíes de tus metas. Mantén la calma, guarda la paciencia. Algunas Víctimas enseguida salen adelante, y otras necesitan más tiempo, pero tu momento en particular puede estar a la vuelta de la esquina. ¡Sería una pena retroceder ignorando que ya faltaba muy poco, poquísimo!

Volver Arriba 

 


 
  Total de Visitas: 175286 visitantes  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=